Una Carta Para Mi Cercano Compañero

Hola Confusión,

Aquí estás, susurrando dudas en mi oído.

Si alguien me quiere conocer, lo digo que yo, también me quiero conocer. Tú, Confusión, dices que ya me conoces y ya es hora que recuerdo cuando no he hecho bien en mi vida. Las cosas que no quiero recordar. Las cosas que me dan vergüenza, o que he permitido pasar por la dirección de otros en contra de mi alma sin saber mejor, ¿y ahora quien carga esa culpa del daño? Cuando ya lo confesé, yo sé que ni importa la culpa porque Jesús ya me salvo, pero aquí estás, Confusión, para hacerme pensar otra cosa- para permitirme recordar lo que Jesús me mandaba olvidar con todo mi corazón. Verdaderamente yo no quiero que nadie más que Dios tiene que saber lo que me lo ha tocado el corazón más fuerte…las partes de la vida que me van a recorrer en la mente porque no he encontrado una persona con quien me va a ayudar en mucha confianza. Hay gente con quien he hablado, y me han dado numerosas respuestas y consejos, pero nada me pareció venir de un entendimiento de mi experiencia.

¿Por qué es que mi idea de lo que significa ‘familia’ no es lo que cada otra persona entiende? Por qué me permito fallar mucho, amar en todo de esto, y todavía con ganas de aceptar todos con si fuera de mi sangre? ¿Dios, yo verdaderamente no sé si esto es una bendición de Ti cuando duele tanto…es solo un error en mi parte, en aceptar una forma tan rara para ver los demás? ¿Cuando me demuestran amor pero NO TANTO pues, amabilidad pero HASTA UN PUNTO…debo seguir un ejemplo así, o debo ser un ejemplo de lo que me duele ser? El rechazo suele sentir fuerte en el corazón.

¿Por qué es difícil dejar algunas partes de la vida, y porque es demasiado fácil para dejar otras ‘parecidas’ partes de la vida?

Hola Confusión, ya vienes, ya quieres verme empezar de nuevo con todas mis esperanzas de la vida y sin mucha idea de lo que estaría perdiendo para seguirte, Confusión. Pero no quiero el dolor que tu, Confusión, me permites quitar cuando rechazo las posibilidades que todavía no me han rechazado. La confusión me ha explicado bien: “Todavía, no me han rechazado. Todavía.”

El camino al infierno está pavimentado con buenas intenciones.


Al otro lado de la vida, hay cosas que esta Confusión no puede tocar. Puede intentar, y intenta. Pero Dios esta demasiado presente, y allí me siento muy segura bajo su ala. Cuando hablo con muchas de mis abuelitas de las cosas simples de la vida, yo sé que nadie nos va a quitar este amor tan simple, bonito, precioso, nuevo en mi corazón, porque Dios lo estás guardando fuera de cualquiera expectativa. Lo quiero guardar mi tiempo con ellas hasta que estén en el cielo.

Mi mejor amiga Claudia me ayuda ver a Dios en lo que pasa con mi corazón, porque Jesús se la ha explicado a ella que su corazón es algo parecido.

Mi hermanita Gianella viaja para 12 horas para que nos vemos para 2 horas.

Mi Mamaru y familia en Arequipa me cuidan tan bueno como si fuera de la familia suya.

Mis padres me ayudan con todo que podria pedirles.

Mis amigos Rachel, Anne, Markus, Sandra, Sawyer, Jessica, Erin, Lara, y algunas otras me han ayudado mucho para verme aquí en Arequipa de nuevo.

Me dicen que soy sensible, que esto es mi gran problema con la emoción. Digo que mi Dios es muy grande, y ahora estoy pidiendo para su sanación para estas heridas que yo intento explicar sin permitir los detalles, ni siquiera sentir las orillas de los dolores que solo Dios me quiere enseñar como curar, guiado por solo Su mano. A Su mano, yo me iré. Adonde vamos, es en Su plan. Si tendré éxito, es una opción, pero no es una garantiza ni necesario. Amen.


Jesús manso y humilde de Corazón,

Óyeme.

Del deseo de ser lisonjeado, Líbrame Jesús

Del deseo de ser alabado, Líbrame Jesús

Del deseo de ser honrado, Líbrame Jesús

Del deseo de ser aplaudido, Líbrame Jesús

Del deseo de ser preferido a otros, Líbrame Jesús

Del deseo de ser consultado, Líbrame Jesús

Del deseo de ser aceptado, Líbrame Jesús

Del temor de ser humillado, Líbrame Jesús

Del temor de ser despreciado, Líbrame Jesús

Del temor de ser reprendido, Líbrame Jesús

Del temor de ser calumniado, Líbrame Jesús

Del temor de ser olvidado, Líbrame Jesús

Del temor de ser puesto en ridículo, Líbrame Jesús

Del temor de ser injuriado, Líbrame Jesús

Del temor de ser juzgado con malicia, Líbrame Jesús

Que otros sean más amados que yo, Jesús dame la gracia de desearlo

Que otros sean más estimados que yo, Jesús dame la gracia de desearlo

Que otros crezcan en la opinión del mundo y yo me eclipse, Jesús dame la gracia de desearlo

Que otros sean alabados y de mí no se haga caso, Jesús dame la gracia de desearlo

Que otros sean empleados en cargos y a mí se me juzgue inútil, Jesús dame la gracia de desearlo

Que otros sean preferidos a mí en todo, Jesús dame la gracia de desearlo

Que los demás sean más santos que yo con tal que yo sea todo lo santo que pueda, Jesús dame la gracia de desearlo

Oración:

Oh Jesús que, siendo Dios, te humillaste hasta la muerte, y muerte de cruz, para ser ejemplo perenne que confunda nuestro orgullo y amor propio. Concédenos la gracia de aprender y practicar tu ejemplo, para que humillándonos como corresponde a nuestra miseria aquí en la tierra, podamos ser ensalzados hasta gozar eternamente de ti en el cielo.

Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s