Times Gone By // Tiempos Pasados

Algo se reaparece entre mi página de Facebook- una explicación por mi voluntaria favorita de su experiencia en San Lucas, Guatemala- donde nuestro grupo le conoce a esta Kelly, y ella nos trataba con full cariño (las siguientes palabras son de ella):

Something popped back into my life via my Facebook timeline- an explanation by my favorite long-term volunteer of her experience in San Lucas, Guatemala- where our group met Kelly and she treated us with love (these are her words):

Para algunos meses en el otoño de 2010 yo hice trabajo voluntario en la misión de San Lucas, Guatemala. Mientras ya pasó cinco años, aún la sigue como unas de las experiencias más significantes que he tenido. La misión está buscando para gente interesada en un compromiso de voluntad (para dos o tres meses), y también se busca para un coordinador de los voluntarios. Personas de cada fe pueden sentirse abiertas para aplicar. Si usted tiene interesa en aprendiendo más y abriendo el corazón y mundo por esta experiencia, por favor mándame un mensaje; me encantaría compartir como se puede adjuntarse a la misión. También aquí he incluido una entrada de mi diario de mi tiempo allá en la misión.

For a few months in the fall of 2010 I volunteered at the San Lucas Mission in San Lucas, Guatemala. While five years ago already, it continues to be one of the most significant life experiences I’ve had. The Mission is looking for those interested in a long-term volunteer commitment (2-3 months) as well as a long-term volunteer coordinator. All faith backgrounds are welcome to apply. If you are interested in learning more and opening your heart and world through this experience, please send me a message, and I’d love to share how you can get involved. I’ve also included a journal entry from my own experience and learning 🙂

Guatemala: Monotony //  Guatemala: Monotonía

Estoy en el jardín. Cada mañana. Estoy sacando malas hierbas. Quizás estas hierbas son las mismas de mí mismo trabajo ayer. A veces, estoy cuidando a las plantas de semillero de café. Quizás estoy cavando la tierra, o quitando hojas muertas de las zanahorias y rábanos. Llego a la misma hora cada día. Salgo a la misma hora luego cada día. Tomo un descanso a la misma hora cada día, también. Veo la misma gente. Las conversaciones me parecen de ser siempre repetidas, y aun las bromas se repiten cada día, también. Todo es monótono.

I’m in the garden. Every morning. I’m pulling weeds. Possibly the same ones I pulled yesterday. Sometimes I’m tending to the coffee seedlings. Maybe I’m shoveling some dirt. Or pulling dead leaves off the carrots and radishes. I arrive at the same time. Leave at the same time. Take the same break. See the same people. The conversations seem to be the same. Even the jokes are the same. It’s monotonous.

¿Pero qué pasaría si te diría que la monotonía está bien? Actualmente, la monotonía es algo bonita. Podría recontarles la descripción arriba en una manera diferente—una manera que podría revelar algo extraordinario.

But what if I said, that that’s okay. That infact it’s actually been something beautiful, this monotony. I could retell the above description, in a different way—a way that could possibly reveal something extraordinary.

Cada día el sol nos da un amanecer y una puesta del mismo sol. Hay la luz y la oscuridad. La luna da vueltas en torno a nuestra Tierra, con otro día pasando por nosotros. La tierra da vueltas en torno al sol, y un año más nos pasa así. Las cuatro estaciones están sembrado, germinando, cosechando, y encontrando nuestra tierra en barbecho otra vez. Este proceso no cambia. El objetivo siempre es lo mismo. El ritmo es monótono, pero cuantos poemas, canciones, cuentos, y Clásicos habían estado escrito sobre la belleza, poder, y misterio de estés movimientos monótonos y divinos. Estés movimientos la dan a la vida, son la causa de la marea, y albergar la humanidad. Por eso, creo que podría ser explicado que desde la monotonía viene algo extraordinaria.

Every day the sun rises and sets. There is light and there is dark. The moon revolves around the rotating earth, another day gone by. The earth moves around the sun, another year gone by. The four seasons are planted, blossomed, harvested, and fallowed once again. This doesn’t change. Its purpose is always the same. Its rhythm is monotonous. But how many poems, songs, stories, and Classics have been written about the beauty, power, and mystery of these monotonous celestial movements. They give life, cause the tides, and harbor humanity. Therefore, couldn’t it be said that from this monotony comes something extraordinary.

Entonces, permítame a empezar contándoselo el cuento de nuevo…

So let me start again, let me retell you…

Estoy en el jardín. Cada mañana. ¿Sabe que yo visto que me está rodeando constantemente? ¿Sabe lo que yo veo? Las montañas. Los volcanes. Los arboles viejos y trenzados. La luz y la sombra por la cara de una montaña. Las flores. El cielo azul. Las nubes. Todo de esta naturaleza me pasa por mis ojos. Constantemente. ¡Qué monotonía!

I’m in the garden. Every morning. And do you know what views constantly surround me? Do you know what I see? Mountains. Volcanoes. Old and twisted trees. Light and shadow on the mountainside. Flowers. Blue skies. Clouds. All of this passes before my eyes. Constantly. How monotonous!

Estoy sacando malos hierbas. Quizás estas hierbas son las mismas de mí mismo trabajo ayer. ¿Sabe la que está bajo de las manos mías? ¿Sabe la que yo toco? La creación. Las manos trabajan en la tierra, cuidando para las semillas que nos sostienen. Estoy sacando las malas hierbas por la tierra, y tocando la tierra fría y mojada. Tocando la VIDA por todo la mañana. ¡Qué monotonía!

I’m pulling weeds. Possibly the same ones I pulled yesterday.  And do you know what’s beneath my hands? Do you know what I touch? Creation. My hands work the soil, taking care of the seeds that sustain us. I’m weeding the dirt. Touching the cool, damp earth. Touching life. All morning long. How monotonous!

A veces, estoy cuidando a las plantas de semillero de café. ¿Sabes a quien están afectado por este trabajo delicado? Una familia. La subsistencia de alguien. La Misión se las da las plantas a familias con necesidad; las familias los cosechan los granos rojos de café, y después los venden a La Misión en la forma más madurada de las plantas (la que pagan precios mejor que ellos de Fair Trade). Para mucha gente, este pago es la mayoría del sueldo anual. El mantenimiento meticuloso de las plantas de semillero me enseña sobre la paciencia, la humildad, y la solidaridad…una y otra vez.

Sometimes I’m tending to the coffee seedlings. And do you know who’s affected by this delicate work? A family. Someone else’s livelihood. The Mission gives these seedlings out to families in need; the families harvest the red coffee beans, and sell them back to the Mission (which pays better than Fair Trade). For many, this is a main source of yearly income. The meticulous care of the coffee seedlings teaches me patience, humility, and solidarity, over and over again. How monotonous!

Quizás estoy cavando la tierra, o quitando hojas muertas de las zanahorias y rábanos. ¿Sabes exactamente que estoy haciendo? El mismo trabajo de muchos guatemaltecos. Cada día. Para más que 300 días cada año. Año después de año. Preparando la tierra. Sembrando las semillas. Ayudando a alguna planta a crecer. Ellos viven cerca de la tierra. Su historia es una de respeto y reverencia para su Madre Tierra. Cada día, ellos La recuerdan por lo que ella da…and lo que ella puede sacar. ¡Qué monotonía!

Maybe I’m shoveling some dirt. Or pulling dead leaves off the carrots and radishes. And do you know what I’m doing? The same thing many Guatemalans do. Every day. Three-hundred some days a year. Year after year. Preparing the ground. Planting the seeds. Helping something to grow. They live close to the Earth. Their history is one of respect and revere for Mother Nature. Everyday they remember what She gives…and what She can take away. How monotonous!

Llego a la misma hora cada día. Salgo a la misma hora luego cada día. Tomo un descanso a la misma hora cada día, también. Veo la misma gente. Las conversaciones me parecen de ser siempre repetidas, y aun las bromas se repiten cada día, también. ¿Sabes sobre que hablamos? ¿Sabes lo que yo escucho? Sus cuentos. Sobre todo, hablan sobre el trabajo y las cosas necesitarán hacer para el bienestar de sus familias. No hablan de viajando, bailando, el libro que justo terminaron, o la película que justo vieron. Hablan sobre como irá esta cosecha. Hablan sobre como orgulloso son de un hijo y que está aprendiendo en su colegio. Hablan sobre los otros trabajos que hacen para proveer una vida mejor para sus familias. Hablan sobre el muerto, la enfermedad, y pérdidas de la vida. Me las comparten sus pruebas. La silencia se detiene después de estas conversaciones. Apenas después, alguien va a contar una broma familiar, y todos se estarán riendo. Solo risa y aún más risa. No se pararán riendo. ¡Qué monotonía!

I arrive at the same time. Leave at the same time. Take the same break. See the same people. The conversations seem to be the same. Even the jokes are the same. And do you know what we talk about? Do you know what I hear? Their story. They mostly talk about work and the things they have to do for their family. They don’t talk about traveling, dancing, the book they just read, or the movie they just saw. But they talk about how the harvest will be. Or how proud they are of their son and what he is learning in school. They talk about the other things they do to make money to provide for their family. They talk about death, sickness, and loss. They share their struggles. Silence lingers for a while after these conversations. But then soon a familiar joke will be told. And everyone will be laughing. Just laughing and laughing. They won’t stop laughing. How monotonous!

Es monótono. ¿Pero podría ser dicho que la vida es una rutina, no? Las refiero a las cosas que hicimos ayer, hacemos hoy, y vamos a hacer mañana. ¿Si no gustaríamos la rutina, si nos burlamos a la monotonía, que más pensamos que la vida es, entonces? Cada persona de nosotros tiene su propia forma de monotonía. Quizás hay algo extraordinario a descubrir por la monotonía de trabajo y los hábitos diarios.

Seres humanos moldean y construyen el mundo por el trabajo. Somos representantes de la creación. Nuestro trabajo, (ni importa cómo tanto humilde), es importante. Nuestro trabajo es como desarrollamos nuestras mismas, la sociedad, y el mundo. La monotonía de nuestro trabajo (y vida en general) es necesario. A menudo, no aprendemos tan rápido. A menudo, nos toma una vida útil solo para aprender algunas sabidurías de nuestra monotonía.

It’s monotonous. But couldn’t it be said that life’s a routine. That we did yesterday what we’re doing today and what we’ll do tomorrow. If we don’t like routine, if we scoff at monotony, then what else do we think life is. We each have our own kind of monotony. But perhaps within the monotony of our work and daily lives is something extraordinary to discover.

It is through work that human beings both shape and build the world.  We are stewards of creation. Our work, however humble, is important. It is how we develop ourselves, our society, and our world. And the monotony of our work and life is needed. Because often we don’t learn so quickly. It often takes a lifetime just to learn a few wisdoms from our monotony.

¿Bonita forma de escribir, no? ¡Que linda idea de Kelly para compartírselo con nosotros!

Lovely writing, no? How lovely it is that Kelly has shared this reflection!

Algunas fotos de nuestro viaje a La Mision:

Photos from our mission trip:

Oh, and I remember…so much! It was my first experience where I considered my identity as a Catholic included pride for the Church’s universality and doctrine beyond strong social justice teachings- though at this time, I knew *so little*! Anyway, here is the documentary of our group’s mission trip:

A good question you may be asking: why am I posting about Guatemala while I’m recently back in Peru? Good question- and I will be posting and update on Peru soon…but I just didn’t want to forget such a lovely place as Guatemala!

Final note: I have waited MANY hours to be back to living in Arequipa, and I am blessed with each day that I am here. I am not asking to be anywhere else (and I don’t meant for this post to convince anyone otherwise). Yet some day, I want to be ready to offer sacrifices in my life for the good work happening in Guatemala, as well. My heart has not forgotten such beauty in both nature and souls.

This is my formal note-to-self that I’d really love to return to San Lucas, Guatemala, as He sees fit for my life. Maybe just for a few weeks. Maybe longer. Maybe, maybe, maybe…the future holds so much, and my understanding of it all is so little. I am only promised today, so thank goodness it is full of more than enough blessings!

One blessing today includes is a reminder of the yearning to return to Guatemala since I left in November 2010. It’s been 5 years and I’m very changed now, but this desire sticks to my bones and I’d love to find a way to return to the most gorgeous scenery I’ve ever known; luckily, God does not put desires in our heart without good reason!

Anuncios

Un comentario en “Times Gone By // Tiempos Pasados

  1. […] Yo había estado extrañando mi experiencia de viaje misionero a partir de noviembre de 2010; Incluso he publicado una entrada al respecto del tema en agosto. No tenía ni idea de que en noviembre de 2015 celebraría otro viaje de misión de Acción de […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s